Lo primero que debemos saber es que la luz blanca es la suma de todas las longitudes de onda visibles que percibimos y que cada color tiene una longitud de onda, de mayor a menor longitud de onda está compuesta desde el rojo (antes está el infrarrojo que usan los mandos a distancia y que no vemos) con la mayor longitud de onda y al final del espectro está el violeta (más allá de este está el ultravioleta que no vemos). Un arcoíris tiene los colores ordenados de mayor a menor longitud de onda.

La causa por la que se ve el cielo azul, es producida por un fenómeno óptico llamado dispersión de Rayleigh que se refiere a la dispersión de la luz causada por las moléculas del aire y se puede ampliar a la dispersión por partículas de hasta aproximadamente una décima parte de la longitud de onda de la luz. Esto ocurre cuando la luz viaja por sólidos y líquidos transparentes, pero se ve con mayor frecuencia en los gases, poco antes del amanecer o algo después del atardecer. Llamamos dispersión a los ángulos que forman las ondas de luz de distintos colores al chocar contra estas partículas.
Imagen1
Si miramos fuera de nuestra atmósfera, la luz del Sol llega a todos sitios y sin embargo vemos el cosmos negro, pero cuando la luz llega a nuestra atmósfera, la luz choca con las partículas (nitrógeno 78% y oxígeno 21%) hace que estas vibren y la luz se disperse en todas direcciones, por eso la luz llena todo el cielo y ocurre cuando las ondas con longitud de onda más pequeña se dispersan como es el caso de las ondas azules y dejan pasar las rojas y amarillas. (Al pasar la luz por una nube, esta no se dispersa y hace que estas se vean blancas).
Visto de otro modo, cuando la luz del Sol atraviesa la atmósfera para llegar hasta el ser humano, la mayor parte de la luz roja, anaranjada y amarilla (longitudes de onda largas) pasa sin verse casi afectada, sin embargo, buena parte de la luz de longitudes de onda más cortas es dispersada por las moléculas gaseosas del aire, haciendo que cualquier parte del cielo que se mire, se está viendo algo de esa luz dispersada, que es azul, y por eso el cielo es de color azul. (La luz directa del Sol ha perdido parte de su color azul, por eso el Sol se ve amarillento). Este descubrimiento se lo debemos al físico y matemático Rayleight en 1981.

atardecer-rojo

Pero ¿qué ocurre cuando llega el atardecer o un amanecer? Al atardecer o amanecer se vuelve rojizo porque la luz debe cruzar más partículas sobre la atmósfera y por tanto las ondas azules (o de onda corta) se quedan por el camino y las de onda larga o rojas, prevalecen. Además cuando la atmósfera no está limpia o está contaminada ocurre esto último, de modo que cuanto más bonitos sean los amaneceres o atardeceres por su color rojizo, más contaminada está la atmósfera y la belleza se vuelve más peligrosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s